35 % de las denuncias realizadas por los universitarios en Venezuela fueron por derechos estudiantiles

El año 2019 terminó con altos niveles de conflictividad por las distintas violaciones de Derechos Humanos que existen en las universidades venezolanas. Durante octubre, noviembre y diciembre se realizaron por medio de #MonitorOBU 486 registros de noticias referentes a las universidades públicas, entre los resultados más emblemáticos se encuentran  las recurrentes denuncias sobre violaciones de derechos sociales, económicos y políticos hechas por la población universitaria a las autoridades gubernamentales.

El monitoreo de medios digitales que hace el Observatorio de Universidades se obtuvo de las siguientes fuentes de noticias: sitios web (62 %), Instagram (14 %) y Twitter (24 %). En el mes de octubre las principales noticias reseñadas por los medios de comunicación fueron denuncias por derechos estudiantiles (35 %). La carencia de servicios universitarios, educación digna, seguridad social, alimentación, salud física y mental fueron lo más resaltado por el sector estudiantil.

Por otra parte, 20 % de las denuncias las realizaron los representantes del sector docente, figurando entre ellas las condiciones dignas de trabajo. «Las carencias de los universitarios son múltiples, por eso no solo vemos que en sus denuncias se solicita la dignificación del salario. Los universitarios en el 2019 protestan por sus condiciones de trabajo, la alimentación, el acceso a la salud. El empobrecimiento es integral por lo que las exigencias apuntan a otras áreas que en el siglo XX no fueron las más comunes entre las razones de protesta de los docentes», explicó el sociólogo Carlos Meléndez, directivo del Observatorio de Universidades y coordinador de Monitor OBU.

Sin condiciones de estudio en las universidades

La evidente decadencia de la infraestructura universitaria es otro de los factores que se demuestran en las cifras obtenidas, 53% fueron informaciones de filtraciones, ausencia de servicio de agua potable, baños en deficiente funcionamiento y deterioro constante en la infraestructura de las edificaciones de las instituciones.

La dignificación de las condiciones para poder cumplir con el estudio continúan siendo las principales solicitudes emitidas por los estudiantes de las universidades del país. Del total de denuncias hechas sobre las condiciones para poder cumplir con las actividades académicas 70 % tuvo que ver con la ausencia o la paralización del transporte universitario.

Es importante destacar que en las universidades bolivarianas sólo se registró 1 % de las denuncias. Casi la totalidad (99 %) se realizaron en las universidades autónomas y algunas experimentales. Sobre esto Meléndez comentó que «la mayoría de las noticias publicadas por el grupo de universidades bolivarianas tienen un contenido informativo sobre las actividades cotidianas propias del quehacer universitario. No existe, según estos datos, actividades reivindicativas, protestas, solicitudes, y denuncias en general que muestren el descontento de esta población a pesar de la realidad que también padecen».

Rechazo de sentencia 0324 del TSJ

El anuncio de la sentencia 0324 del Tribunal Supremo de Justicia que ratifica realizar elecciones de autoridades universitarias ha sido una noticia recurrente desde el 27 de agosto en adelante.

En las primeras dos semanas del mes de diciembre, 31 % de las informaciones reseñadas estaban relacionadas a imposición de cargos en las universidades del país, donde destacan, el rechazo de los estudiantes y docentes a la decisión del TSJ.

Cabe destacar que ante el fallo emitido por el TSJ, el Observatorio de Universidades rechazó categóricamente tal posición, por cuanto resulta violatoria de la autonomía universitaria, consagrada en el artículo 109 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Meléndez agregó «para el 2020 la conflictividad sociopolítica seguirá presente, debido a las constantes violaciones de DDHH. Frente a ello, los universitarios deberán organizarse y defender los valores y principios autonómicos de la universidad, además de nuestras condiciones de vida».

¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *