Anuncio del plan Universidad en Casa por parte del ministro César Trompiz

OBU: Plan Universidad en Casa profundiza las desigualdades en el sector universitario

Según los datos del Observatorio de Universidades (OBU), el plan “Universidad en Casa” deja por fuera a parte importante de la población universitaria. Las universidades públicas y los estudiantes foráneos son los más perjudicados por esta decisión, que en esencia es excluyente y amplía las desigualdades existentes en el sector universitario.

El plan atenta contra el principio de universalidad y calidad de la educación consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Su puesta en práctica dejaría excluida a una población que, por ser la más vulnerable, no puede ejercer su derecho a educarse.

Los resultados del monitoreo de prensa del OBU demuestran que 71 % de las denuncias hechas por las universidades en marzo referían a la violación de los derechos educativos, específicamente a las fallas de conectividad y la inseguridad en las casas de estudio. Diversas instituciones universitarias en Venezuela han manifestado su preocupación ante las pocas posibilidades que existen para llevar a cabo el plan decretado por el ejecutivo.

Las universidades públicas en peores condiciones para asumir el plan Universidad en Casa

 

La dificultad para asumir en el plan comienza en casa, debido a que los servidores que permiten la distribución de internet en las instituciones es deficiente. Por lo tanto, para las universidades es cuesta arriba garantizar la estabilidad de sus sistemas informáticos que darían continuidad a las plataformas de estudios a distancia, al igual que se les dificultaría mantener activos los programas que utiliza para el registro y control de estudio.

Del grupo de universidades estudiadas por el OBU en el estado Lara, 87 % de los estudiantes de las universidades públicas no tiene acceso a internet de forma continua. En la Universidad Pedagógica Libertador  – Instituto Universitario de Barquisimeto (UPEL-IPB), la cantidad de estudiantes que tuvo alguna dificultad para gozar de este servicio dentro de sus instalaciones fue de 62 %, de igual forma, 97 % del personal administrativo afirma tener problemas con internet en sus oficinas.

En la UNEXPO, una universidad eminentemente tecnológica, 71 % de los estudiantes tiene problemas con el servicio de Internet. Por otra parte, en la UCLA, otra de las universidades públicas más importantes de la región, existe diferencias por decanatos; en Ingeniería Civil esta cifra es de 92 % y en Ciencias Veterinarias 100 % de sus estudiantes afirmaron tener problemas con el acceso a internet en su sede.

En el grupo de universidades privadas analizadas, 37 % siempre tuvo acceso a internet, frente a 63 % que presentó alguna dificultad. Aunque las cifras son igual de precarias en relación con las universidades públicas existe una diferencia que las hace portadora de mejores condiciones para el trabajo de educación a distancia, aunado a que son ellas quienes más han desarrollado esta modalidad de enseñanza y aprendizaje.

La violación del derecho a la educación a los estudiantes foráneos

 

Otra de las formas en la que excluye el plan decretado por el Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria (MPPEU) y que denota la falta de un diagnostico objetivo sobre la realidad educativa en Venezuela, tiene que ver con las condiciones desiguales de sus miembros. El OBU en sus investigaciones identificó que los estudiantes foráneos tendrían mayor dificultad para llevar a cabo un proceso de educación a distancia.

Al respecto, 80 % de los estudiantes foráneos tienen dificultad para el acceso a internet desde sus casas, es decir, entre más alejados se está de la ciudad capital, las condiciones con el acceso a este servicio público empeoran. Por otra parte, 32 % no tiene acceso a una computadora para realizar sus actividades académicas, y 27 % no cuenta con un teléfono inteligente para utilizarlo como alternativa. Sobre esta misma realidad a siete de cada 10 de los que sí cuentan con teléfono móvil, se les dificulta contar con los datos móviles necesarios para cumplir con sus actividades universitarias. En síntesis, esta población de estudiantes quedaría excluida del plan.

Los profesores de las instituciones públicas sin suficientes alternativas pedagógicas

 

Entre las alternativas planteadas por el ministro César Trómpiz con el plan Universidad en Casa se encuentran “el correo electrónico y mensajería a través de la red social WhatsApp”. Sin embargo, meses antes el OBU en su encuesta ENOBU2019, identificó que este tipo de alternativas son insuficientes para el estado Lara (la entidad con mayor número de universidades en el país), puesto que 25 % de los docentes universitarios no cuentan con teléfonos inteligentes que le permitan interactuar por redes sociales. De la misma manera, a quienes tienen teléfonos inteligentes también se les presenta una gran dificultad, ya que a 78 % no le alcanzan los datos para cumplir con sus actividades formativas.

Mientras la UNESCO exige a los gobiernos del mundo mantener los criterios de inclusión, el gobierno venezolano aumenta la brecha de la desigualdad y exclusión que existe la educación superior en Venezuela.

 

Tal vez te puede interesar:

El plan Universidad en Casa genera más interrogantes que respuestas

¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *