En 2021, el monitor del Observatorio de Universidades (#MonitorOBU) registró 180 denuncias sobre violaciones a los derechos de los universitarios

Universitarios venezolanos siguen denunciando la violación de sus derechos laborales

 

En 2021, el monitor del Observatorio de Universidades (#MonitorOBU) registró 180 denuncias sobre violaciones a los derechos de los universitarios

 

El llamado del mandatario venezolano Nicolás Maduro a que desde el 28 de marzo comiencen “100% las clases en todos los turnos”, no ha tenido el eco esperado por su gobierno en el ámbito universitario, donde siguen las protestas de trabajadores y profesores por la permanente violación de sus derechos laborales. Según Maduro, ya que “nos vacunamos todos y ahora vamos full clases”, se deberían normalizar las actividades educativas en todos los niveles.

El Monitor del Observatorio de Universidades (#Monitor OBU), registró en el mes de marzo 7 protestas de los universitarios en contra de las tablas salariales impuestas por el Ministerio de Educación Universitaria. En el primer trimestre de 2022, de acuerdo al OBU, hubo 30 denuncias en defensa de derechos económicos y 22 acciones de calle exigiendo salarios justos para docentes y demás trabajadores.

Para el 5 de abril, está convocado un “tuitazo” por la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv), para denunciar la conculcación de los derechos laborales.

Te puede interesar:

Víctor Carucí: un universitario que hoy necesita nuestra ayuda

 

El malestar generalizado debido al último incremento salarial, que en el mejor de los casos, un profesor titular en el máximo escalafón en la nómina universitaria del sector público, llega a unos 522,16 bolívares mensuales (118 dólares, aproximadamente), contradice lo dicho por Maduro. Para un docente en el nivel instructor a tiempo completo el ajuste representa 271,40 bolívares (61 dólares). Las reacciones de rechazo a este aumento de sueldos se mantienen mientras el Gobierno desconoce la precariedad socioeconómica de los trabajadores y educadores, así como las malas condiciones de las instalaciones de las casas de estudio a nivel superior.

“Los profesores se fueron”

 

Luis Enrique Carreño, estudiante de cuarto año de Derecho en la Universidad de Los Andes, Mérida, explica que la falta de apoyo por parte del Gobierno está generando deserción estudiantil y laboral. “Esto está muy mal. Casi no hay profesores ni personal administrativo, no hay nadie de limpieza. Los coordinadores están atendiendo a los alumnos porque los profesores se fueron. Ya quedamos unos 8 de los casi 40 alumnos que empezamos en 2016, la gente se va porque no pueden estar en la Universidad con esos sueldos y los muchachos tienen que salir a ganarse la vida haciendo otras cosas”, dijo Carreño.

Otra de las realidades que afecta la reincorporación a clases son las condiciones de la infraestructura de las universidades del sector público. El # Monitor OBU registró 27 hechos vandálicos (19 hurtos y 8 robos) en las instituciones de educación superior durante el primer trimestre del año.

Te puede interesar:

Salario de los profesores universitarios | OBU SOS #21

 

¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *