El profesor Daniel Ruiz Correa necesita 25 mil dólares para la extracción de un tumor en la base del cráneo

 

El profesor Daniel Ruiz Correa necesita 25 mil dólares para la extracción de un tumor en la base del cráneo

 

El profesor Daniel Ruiz Correa está jubilado desde 2017 de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (UNEG). Aunque no ha cobrado sus prestaciones por los 27 años de servicio en esta casa de estudios, no dudó cuando las autoridades de la UNEG le pidieron que se reincorporara para seguir formando a los estudiantes, dada la escasez de docentes cuyas vacantes no han sido suplidas porque no hay generación de relevo en las instituciones de educación superior en el sector público.

Ruiz Correa es poeta, matemático egresado de la Universidad Central de Venezuela, tiene una maestría en esta misma especialidad y vive en Upata, una pequeña ciudad del estado Bolívar, al sur del país. Atiene virtualmente a sus alumnos desde su casa, pese a que tiene problemas de movilidad de las piernas y brazos.

Lucha contra un tumor

 

A Daniel Ruiz Correa, quien tiene 56 años de edad, le extrajeron un tumor cerca de la hipófisis en el año 2010. Para entonces, el seguro con el que contaba en la UNEG le permitió costear los gastos de la intervención realizada en Puerto Ordaz.

El profesor debió hacerse unas radioterapias como parte del tratamiento posterior, pero su realidad socioeconómica le obligó a establecer otras prioridades para mantener a la familia y el seguro ya no ofrecía la cobertura postoperatoria.

Te puede interesar: Universitarios venezolanos siguen denunciando la violación de sus derechos laborales

11 años después, el tumor volvió y esta vez, Ruiz Correa no tiene la posibilidad de pagar otra operación porque, como todos los profesores universitarios que dependen del Gobierno, ha quedado desprotegido en materia de seguridad social y salud cuando las urgencias rebasan la mera atención primaria.

Cuando llegaron las dificultades para caminar y movilizar las piernas el año pasado, se activaron las alarmas de la familia. La cefalea holocraneana volvió y según los exámenes médicos está casi del mismo tamaño que del tumor de 2010. La operación del profesor Ruiz Correa cuesta cerca de 25 mil dólares y hasta ahora, explica su esposa, Raiza Rivero, solo han logrado el compromiso de la rectora de la UNEG, María Elena Latuff, de conseguir 5 mil dólares.

La ayuda oficial no es suficiente

El Sistema Integral de Salud del Ministerio de Educación Universitaria (Sismeu) ofrece como tope máximo para gastos de hospitalización, cirugía y maternidad la cantidad de 9 mil 280 bolívares, el equivalente a 2 mil 140 dólares, aproximadamente.

Si llegaran a conseguir lo ofrecido por la rectora Latuff y lo que cubre el Sismeu, aún les faltaría a los Ruiz Rivero cerca de 18 mil dólares para la operación, que debe hacerse en Caracas con uno de los pocos especialistas de Venezuela y equipos sofisticados porque una segunda intervención en la zona craneal cercana a la hipófisis en condiciones como la suya es muy riesgosa.

Las hijas de los Ruiz Rivero han activado una campaña en las redes sociales para recabar fondos, pero los esfuerzos han sido infructuosos. En el desespero, la mayor de ellas ha acudido a varias instancias del Gobierno como la misión “Pueblo Soberano” y al diputado Diosdado Cabello, quien le envió un asistente.

Luego de mucho insistir, lograron que se le hiciera unos exámenes en Caracas y Maracay. No han podido avanzar más en la búsqueda de recursos y el tumor hace mella en la calidad de vida del profesor. “Si llegara a vender la casa no me ofrecerían más de 800 dólares, pero ni cubriría la operación ni tendría dónde vivir” dice, desesperada, la señora Rivero.

Esta es la publicación en la red Twitter de Daniela Ruiz, una de las hijas del profesor Ruiz Correa pidiendo ayuda para su padre:

¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *