El amor al arte sostiene los espacios culturales de las universidades públicas venezolanas

40 dólares para tres años de funcionamiento envió el Gobierno a la Dirección de Cultura de la ULA

 

El amor al arte sostiene los espacios culturales de las universidades públicas venezolanas

 

El Observatorio de Universidades (OBU) publicó su boletín «El amor al arte sostiene los espacios culturales de las universidades públicas», en el que ofrece detallada información sobre la situación de las dependencias encargadas de promover la cultura en instituciones de educación superior dependientes del Estado venezolano.

El boletín ofrece detalles sobre la manera en que las universidades Centroccidental Lisandro Alvarado, Pedagógica Experimental Libertador (Barquisimeto), de Los Andes (Mérida y Trujillo), del Zulia y Central de Venezuela, se han mantenido a flote pese a los drásticos recortes presupuestarios y a la pandemia.

En el museo arqueológico Gonzalo Rincón Gutiérrez de la Universidad de Los Andes se preserva una momia cuya data oscila entre los siglos IX y XII. La momia tiene algunos trozos del único vestigio de tejido de la era prehispánica en lo que es el territorio de la Venezuela actual.

El museo posee unas 4 mil piezas arqueológicas y sus directivos han logrado conseguir recursos materiales y financieros de los posgrados que en sus espacios se imparten y de particulares que valoran la labor que allí se hace.

El teatro César Rengifo de esta misma casa de estudios se mantiene abierto por la iniciativa de estudiantes de artes escénicas y un grupo de profesores. Los jóvenes hacen las veces de tramoyistas, coordinadores de sala, protocolo, iluminación, pero las polillas están deteriorando la madera del teatro.

Por la vía del presupuesto ordinario es imposible costear la fumigación de los espacios.

Los egresados de la ULA que se formaron en los dos pianos de cola del César Rengifo envían desde diversas partes del mundo materiales para evitar que los insectos acaben con los instrumentos y para reponer las piezas desgastadas de las teclas.

El Gobierno asignó para el museo antropológico de la Universidad de Los Andes la cantidad de 6.103 dólares para el funcionamiento de 2022. Sin embargo, a poco más de cinco meses del año, los recursos aún no han llegado. Para la Dirección de Cultura de esta misma casa de estudios, el presupuesto de los últimos tres años fue de 40 dólares.

En la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado del estado Lara no tienen recursos desde el año pasado, pese a que se les anunció la asignación de 10 mil dólares, dinero que no les llegó.

Aun así, continúan sus labores con el apoyo de instituciones amigas que costean la movilización y logística de los músicos de las orquestas de Cámara y La Mavare, la más antigua de Venezuela.

En la UCV, pese a las objeciones que se ha hecho a la comisión presidencial que adelanta obras de restauración de la Ciudad Universitaria por la violación de la autonomía, los trabajos en el Aula Magna, la Galería Universitaria y la Sala de Conciertos comenzaron recientemente. Se espera que estos espacios del complejo cultural se reabran dentro de unos ocho meses.

El boletín El amor al arte sostiene los espacios culturales de las universidades públicas inicia con un recorrido histórico de la relación entre cultura y universidad desde sus inicios, y la importancia que tiene para la democracia la investigación y promoción de los valores culturales que dan sentido de identidad y nación a la población del país y del resto del mundo. Puede leerlo o descargarlo libremente.

 

Para visualizar boletines anteriores sobre la actualidad universitaria venezolana, por favor haga clic aquí.

¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *