El Gobierno espera construir el sistema de salud más poderoso de América Latina con salarios de 30 a 98 dólares

El Gobierno espera construir el sistema de salud más poderoso de América Latina con salarios de 30 a 98 dólares

 

El Gobierno espera construir el sistema de salud más poderoso de América Latina con salarios de 30 a 98 dólares
Foto: Ciudad Ccs

 

En el reciente acto de graduación de la Universidad de Ciencias de la Salud Hugo Chávez (UCS), el Gobierno a cargo del mandatario Nicolás Maduro ofreció “cargos oficiales de inmediato” a los 3.894 egresados, entre los que había médicos integrales comunitarios, enfermeros, imagenólogos, fisoterapeutas y técnicos en fonología.

Lo que no se dijo en el acto celebrado en el Poliedro de Caracas, es que el salario base de los profesionales de la salud en Venezuela varía entre 30 y 98 dólares al mes y que, en el caso de los residentes de medicina, con la incorporación de los bonos por guardias, no supera los 130 dólares mensuales.

Un médico I, según la tabla publicada por el Ministerio de Salud en marzo, tiene un salario base de 373,58 bolívares (66 dólares aproximadamente); mientras que el médico jefe IV, el de mayor rango, gana 424,91 bolívares (cerca de 75 dólares).

Maduro ofreció un plan para dotar de vehículos y viviendas a los graduandos. “Será poco a poco, no puedo prometerles lo no que tengo ahorita”, aseguró. Mientras tanto, el último estudio del Observatorio de Universidades muestra que 56 % de los residentes deben trasladarse caminando a los centros asistenciales por la falta de mejores oportunidades para la movilidad.

Paralelismo universitario sin condiciones ni calidad

 

El Gobierno ha hecho llamados a inscripción de manera masiva para los estudios de ciencias de la salud en las universidades que controla, aunque no ha dispuesto espacios adecuados para la formación de profesionales. En Cojedes se usan aulas de escuelas o algunos CDI. Los estudiantes de odontología de la Universidad Martín Luther King de Barquisimeto no cuentan con los docentes especialistas en el área, deben rotar por ambulatorios para que les presten sillas para sus prácticas y comprar los insumos.

En la página de la UCS no hay información acerca de dónde están ubicados los núcleos por estado o los sitios donde se imparten clases, aunque en Instagram se hacen llamados a los aspirantes a que se registren en la plataforma. En la sección de publicaciones del sitio web de la UCS hay unos enlaces con títulos como “El significado histórico de las elecciones presidenciales en Venezuela el próximo 22 de abril” o “El sector salud en la Tribuna Antimperialista”.

Los números pintan un paisaje muy distinto al del Gobierno

 

El más reciente informe de la encuesta del Observatorio de Universidades (OBU) sobre las condiciones de trabajo y estudio de los profesores y alumnos de pre y posgrado de ciencias de la salud (Enobu Salud 2022), en el que también fueron consultados miembros de la UCS, registra que 77 % de los estudiantes de pregrado debe costearse los equipos de protección personal como gorros, guantes, lentes y mascarillas.

Solo 8 % de los consultados dijo que cuenta con servicio permanente de agua en el lugar en el que hacen las pasantías y prácticas profesionales.

El 64 % de los estudiantes de pregrado dijo que no recibe el acompañamiento de manera permanente de los médicos adjuntos. En el caso de los residentes de posgrado, 42 % afirmó que no ha contado con la mentoría constante de un especialista adjunto. La precariedad salarial, las condiciones de trabajo y estudio y la hostilidad en los centros de salud los convierten en sitios no aptos para la enseñanza y el aprendizaje.

Maduro dijo que se abrirán más posgrados con miras a construir un sistema de salud “que sea el más poderoso, más solidario y más científico que se haya conocido en Venezuela y en América Latina y el Caribe”. No obstante, a 95 % de los universitarios de la salud en Venezuela no se les facilita computadoras en los hospitales y ambulatorios donde prestan atención y se forman.

La realidad de los centros de formación y prácticas de los profesionales del área contradice los anuncios de las autoridades. En las universidades que no controla políticamente el oficialismo, estudiantes y profesores hacen cuanto esté a su alcance para mantener en pie a sus instituciones, aunque 39 % de los alumnos de pregrado que fueron encuestados en la Enobu Salud 2022 dijo que piensa abandonar el país una vez que se gradúen.

¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *